En mi visita a Houston tuve la oportunidad de reunirme con jóvenes y empresarios mexicanos que están preocupado por el pís. Explicamos también ante la comunidad de Baker Institute la oportunidad que tenemos para reconstruir un mejor país. Compartimos visión de la defensa de los dreamers, de la democracia, transparencia, del acceso a la información, de las fuerzas armadas y su interés desde y para la sociedad civil.  

En los diferentes encuentros pude darme cuenta que en Estados Unidos hay muchos que no piensan como Trump. Que están dispuestos a negociar al desarrollo y la estrategia conjunta.

Me llevo un enriquecimiento de la visión que traen los mexicanos en EE.UU respecto de lo que hay que hacer en México.
Houston se está transformando en un centro de mexicanos importante, hay que seguir trabajando con ellos, y seguir empujando ese México que todos queremos.

#PrimeroLaPropuesta porque #MéxicoEsPrimero